96 143 46 95 | PRIMERA VISITA GRATUITA

Mi ex cuelga fotos de mis hijos en redes sociales – Lares Abogados en Llíria y Manises

Abogados Lares Llíria Y Manises - Custodia Y Fotos Redes Sociales
Abogados Lares Llíria y Manises - Custodia y fotos redes sociales

ABOGADOS FAMILIA | Las decisiones que afectan a la patria potestad y las de custodia de los hijos de un matrimonio que se ha divorciado, siempre puede entrañar conflictos que deben resolverse, en ocasiones en sede judicial mediante un proceso conocido como modificación de medidas.

Desde Lares Abogados en Llíria y Manises, como abogados especialistas en familia y custodias, te hablamos hoy de la publicación de fotos en redes sociales, con la oposición de uno de los padres.

Cuando una pareja decide divorciarse y hay hijos en común, para bien o para mal, los ex-cónyuges siguen unidos, en la medida en que la patria potestad de los niños les corresponde, salvo casos muy concretos, a los dos padres. Es por ello que ambos tienen la potestad de tomar las decisiones que afectan a sus hijos.

En plena era digital, miles de fotografías se cuelgan en la red a diario, con la intención de contar a nuestro círculo de amistades y familiares, situaciones de nuestro día a día. El problema comienza cuando en las fotos aparecen menores, y si sus padres están separados o divorciados, y uno de ellos se opone a que el otro muestre las fotos, el asunto se convierte en algo de suma importancia que puede acabar en los tribunales.

Por eso, ante la pregunta, ¿puede mi ex poner fotos de mis hijos en las redes sociales?, debemos analizar los siguientes puntos:

1. La publicación de fotos de menores

En primer lugar, y dado que entramos en el ámbito de la protección de datos personales y de imagen, en este caso de menores,  se requiere el consentimiento de sus padres o tutores, cuando sean menores de 14 años, según el artículo 13 del Reglamento El Reglamento de desarrollo de la LOPD, relacionado con el artículo 6 de la Ley Orgánica de Protección de Datos,

La publicación de estas imágenes, – que aunque sean fotografías se consideran datos de carácter personal-, a través de las redes sociales, puede ser contrario al derecho a la intimidad del menor, un derecho fundamental según establece el artículo 18 de la Constitución Española, que regula el derecho a la propia imagen, un derecho que corresponde a su titular, así como la Ley Orgánica 1/1982, sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, que dispone que el uso de una imagen personal, a través de fotos, requiere la autorización de dicha persona.

En el presente caso, si son niños menores de catorce años, es imprescindible la autorización de sus padres, o representantes legales, y en caso de estar divorciados o separados, esto incluye la autorización de ambos padres y no sólo de algunos de ellos, lo que implica que esta decisión deba ser consensuada, ya que ambos padres son titulares de la patria potestad.

No obstante, aún cuando ambos padres otorgaran su consentimiento, siempre habrá que comprobar que el uso de las imágenes no es contrario al derecho al honor, intimidad o imagen del propio menor, como marca el artículo 4 de la Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor

 

2. La decisión de publicar las fotos, cuestión de patria potestad y no de custodia

Antes de publicar fotos del hijo menor, es un requisito contar con el permiso de los dos padres, ya que independientemente de quién tenga la guarda y custodia – ya sea custodia compartida o individual-, la patria potestad es conjunta.  

Por ello, al ser cada padre titular de la potria potestad del hijo menores de edad, le corresponde su representación legal, que ejercerán conjuntamente ambos progenitores

A pesar de que el tema es relativamente nuevo, por la irrupción tan acentuada, desde hace pocos años, del uso de las redes sociales en nuestra vida cotidiana, ya existen sentencia que han abordado el tema.

La Audiencia Provincial señaló en 2015 que si el padre desea publicar imágenes de su hijo en una red social (facebook), es necesario que obtenga el permiso de la madre anteriormente, ya que, dado que la patria potestad es cuestión de los dos en igualdad de condiciones, ambos deben decidir.

 

3. ¿Qué hago si no hay acuerdo sobre la publicación o no de las fotos?

En primer lugar, desde Lares Abogados en Llíria y Manises, siempre te recomendamos intentar llegar a un acuerdo amistoso, si te opone a que tu ex publique las fotos, podrás mostrar tu oposición mediante un burofax, para tener justificado la comunicación y el contenido y que te servirá en un juicio si finalmente no hay acuerdo.

Mejor siempre resolución una amistosa

En estas situaciones, lo deseable es que cuando existan controversias entre los padres,  la respuesta debería ser igual que cuando surgen desavenencias dentro del matrimonio.

Es posible que a uno de los padre no le parezca bien la publicación de fotos de sus hijos en internet, pero debe plantearse si es algo en lo que puede ceder o no.

Es recomendable tratar el tema de forma amistosa y llegar a un consenso, atendiendo al bien del menor, sobre todo. Quizás pueda acordarse una solución parcial, como cambiar los ajustes de privacidad para colgarlas de forma cerrada, restringida y que no pueda verlo todo el mundo.

4. Solicitar la autorización o prohibición judicial.

Si la vía amistosa tampoco funciona, y uno de los padres se negara a la publicación, el otro progenitor puede recurrir al juzgado de familia para obtener la autorización, y será un juez, quién, una vez oídas todas las partes, permitirá o denegará a uno de los padres la facultad de decidir.

También en el caso contrario, si una vez mostrada la oposición de forma fehaciente, el otro padre no hiciera caso, habría que recurrir al juzgado para que resuelva.

Abogados Lares Llíria y Manises - Ex cuelga fotos menores

Abogados Lares Llíria y Manises – Ex cuelga fotos menores

No debe interpretarse esto como que un juez prohibirá siempre a uno de los padres publicar, ya que si se dan las circunstancias, puede permitir su publicación.

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, de abril de 2015, rechazó la prohibición, solicitada por el padres, porque no se acreditaba que las fotos publicadas por la madre fueran incompatibles con el derecho a la intimidad y la imagen del hijo común, pues se destinaban únicamente a sus parientes y amigos y no quedaba probado que las imágenes se difundieran fuera de la esfera de amistades cercanas a la madre .

De este modo, según se deriva de esta sentencia, parece que la cuestión radica en el planteamiento, al publicar la imagen de los hijos menores, de a quién va dirigida.

Parece que no habrá problema cuando los receptores formen parte del círculo más cercano al progenitor. Por supuesto, aquí pesará sobre todo el criterio del juez, si por ejemplo, determina si un perfil de facebook con 20 o con 200 amigos debe interpretarse del mismo modo, es decir, como amistades cercanas.

5. Conclusión sobre la publicación de fotos de menores.

Como consecuencia de todo lo anterior entendemos que es imprescindible contar con la autorización del otro progenitor y, si no se hubiera solicitado, debería hacerlo. En caso de no obtenerse, procedería la retirada de las fotos de esta red y podría plantearse la cuestión ante el Juzgado para que se pronuncie a través del procedimiento previsto en el art. 156 CC, como consecuencia de la discrepancia existente en el ejercicio de la patria potestad. Es decir, a falta de acuerdo debería obtenerse autorización judicial.

En otras palabras, el hecho de compartir o no imágenes de un menor en las redes sociales debe ser consecuencia de un acuerdo entre los progenitores. Se trata de una decisión conjunta en la que ambos deben dar su consentimiento para, por ejemplo, publicar las fotos de los hijos menores de 14 años. Ese es el límite de edad establecido por la normativa de protección de datos para que los menores puedan tomar sus propias decisiones en materia de privacidad.

Además, el hecho de que uno de ellos tenga la custodia no significa que el progenitor que no la tiene pierda todas sus funciones y su patria potestad, así que, como en casi todas las demás facetas de la vida, aunque se encuentre la pareja separada, serán ambos los que se tengan que poner de acuerdo y consentir sobre la publicación de fotografías, vídeos o datos personales de los hijos menores de 14 años.